Ya tenemos la Web de la Jornada de Comun

marzo 21, 2014 § Deja un comentario

Ya tenemos la Web de la Jornada de Comunicación Municipal. Aquí tienes toda la información… http://ow.ly/uNdTv

Ya tenemos la Web de la Jornada de Comun

marzo 20, 2014 § Deja un comentario

Ya tenemos la Web de la Jornada de Comunicación Municipal. Aquí tienes toda la información… http://ow.ly/uNdTv

Jornada de Comunicación Municipal

marzo 16, 2014 § Deja un comentario

El próximo 3 de abril, organizamos en la sede de la Fempex una Jornada cuyo objetivo es el de intercambiar ideas y estrategias sobre la Comunicación Institucional para los Ayuntamientos.

Información e inscripciones en el correo: franciscojose.perez@merida.es

¡Nos vemos allí!

Imagen

La despiadada ley del teleprompter

octubre 29, 2013 § Deja un comentario

Todo iba bien. Incluso más. Todo iba muy bien.

El discurso estaba siendo brillante, cercano, con una declamación serena, con los gestos medios. Transmitía orgullo en cada palabra, optimismo en cada gesto y, sobre todo, alegría por estar en su mejor escenario.

Imagen

 

Es cierto que estaba utilizando un teleprompter (esa ventanita de cristal que se ve en la foto de arriba y que permite la lectura de igual forma que lo hacen los presentadores de televisión) pero bueno, también lo utilizan los grandes oradores como Obama.

Su discurso era un programa para el futuro. Miraba a un lado y a otro, con esa soltura que permite el teleprompter, y mantenía los ojos en los premiados y el público.

ImagenObama, con su telepromter (Foto: Los Ángeles Times)

Pero justo cuando tocaba glosar los méritos de la ONCE sobrevino el desastre. El aparato debió de apagarse o funcionar mal. Hubo un momento de silencio, otro de tensa espera y un tercero en el que apareció un asistente que le entregó el discurso en papel.

Entonces, todo cambió. Las palabras se convirtieron en conceptos envarados, la mirada tuvo que bajar una y otra vez a los folios, la expresión se transfiguró aburrida y funcionarial.

Imagen

El teleprompter que se estropeó.

Durante buena parte de su intervención el teleprompter había obrado el milagro. Pero cuando se estropeó consiguió hacerse notar en el mejor discurso del Príncipe tras el de Buenos Aires.

Una pena.

Tres lemas para un gobierno

octubre 18, 2013 § Deja un comentario

Con cada inicio de curso, el Gobierno de José Antonio Monago, da comienzo también a un nuevo impulso a sus políticas. Entre ellas, a la de comunicación.

El Consejo de Gobierno Extraordinario que acogió Plasencia sirvió como escaparate de un nuevo lema de gobierno que abre un nuevo horizonte en el Gobex, que es como ahora se afanan en llamarle.

Con una puesta en escena en la que abundaron las banderas institucionales y en el coqueto y monumental Convento de Las Claras, se pudo conocer el nuevo marco político que ha preparado Monago para esta temporada.

A contracorriente es el lema elegido para enmarcar la gestión y la política del gobierno de Extremadura. Junto al lema aparece una gran flecha que mira a la izquierda y una muy pequeña, insertada en la anterior, que mira a la derecha. Toda una declaración -gráfica- de intenciones.

ImagenFoto del Gobex en Plasencia

Se trata de un lema -por primera vez en esta legislatura- plenamente político, quiero decir, ideológico. Nos muestra cuál es la postura del Gobierno y de su presidente ante los demás: ante el gobierno de Rajoy, ante la oposición en Extremadura y, sobre todo, ante sus votantes. Monago se pone “a la contra” de todos pero sin duda a favor de los extremeños.

Las políticas del Gobex demuestran este hecho: decisiones muy sociales y enfocadas a ras de tierra. Por contra, ha emprendido una batalla contra determinadas decisiones de su partido en Madrid y muestra siempre una contundencia despiadada ante el PSOE de Fernández Vara. Por cierto, este lema ya ha sido utilizado en política por la formación acontracorriente por excelencia en nuestro país, es decir UpyD.

A Contracorriente marca el inicio de un tiempo nuevo en el Gobex. En septiembre de 2012 el primer lema de su gobierno fue Menos es Más, que recordaba aquel célebre Less is More, enfocado a un marco de significados basado en hacer y gestionar con menos gasto público.

ImagenMenos es más (septiembre 2012 en Cáceres)

Luego fue el turno para Preparados para Crecer, en mi opinión el lema más conseguido, que favoreció el despliegue de las políticas de expansión, inversión y apertura de nuevos mercados. Si los dos primeros fueron consignas basadas en la economía, ahora A Contracorriente es pura política.

ImagenPreparados para crecer (abril 2013 en badajoz).

Un nuevo paso, un nuevo marco dentro de una estrategia de comunicación que sigue ofreciendo nuevos hitos.

Una caña con Quintana en Don Benito

octubre 14, 2013 § Deja un comentario

El portavoz del PSOE en Don Benito, José Luis Quintana, ha decidido comenzar a tomar cañas con la gente para conocer sus inquietudes, dudas o sugerencias. A esta micro campaña política le ha llamado Te invito a una caña y hablamos. La iniciativa busca la proximidad, la cercanía, la confianza y, también las confidencias de aquellos que quieran tomarse un aperitivo, un café o un refresco con el político que les representa en el Ayuntamiento.

ImagenJosé Luis Quintana tomando unas cañitas (Foto: Diario Hoy).

Quintana ha sabido recoger y adaptar a su localidad los elementos de las últimas tendencias en comunicación política que se basan en los contactos personales y los micro media. Y lo hace enlazando con unas de nuestras costumbres más queridas, irrenunciables y apetecibles: tomar una cervecita.

De hecho, podemos renunciar a muchas cosas, pero seguimos tomando cañas con los amigos para compartir nuestros momentos de ocio. Tomar una caña es un acto social, cercano, amigable hasta el extremo.

Nos gusta cervecear con los amigos, con nuestra familia, pero también nos gustaría hacerlo con personajes y personalidades. Cada año, los Cerveceros de España elabora su encuesta Con quién te irías de cañas en la que los españoles eligen a aquellos con quienes les gustaría compartir tan inolvidables momentos.

Y cada año los elegidos suelen ser un deportista y un político. El presidente del Gobierno o Rafael Nadal. Este año se ha colado un presentador de televisión, Jordi Évole, entre los acompañantes ideales para disfrutar de una cañita bien fresquita.

Pero volvamos a Don Benito y José Luis Quintana. El político sigue la estela de otros candidatos locales como está sucediendo en París. Allí las tres mujeres que optan a la alcaldía han decidido optar por encuentros de este tipo con sus electores.

Así lo señala Stephanie Brookes, tal y como recoge en su blog Xavier Peytibi: “las campañas presenciales de candidatos en lugares comunes, consiguen un doble efecto. Por un lado conectan al candidato con el público, pero especialmente crean un público secundario: amigos, familiares, vecinos… que oirán hablar del encuentro. En 2013, además, en mi opinión, el público secundario es potencialmente enorme, a partir de testimonios, imágenes, vídeos… difundidos por las redes sociales”.

Pero una cosa es París y otra Don Benito. ¿Qué riesgos y qué beneficios puede aportar esta estrategia?

Entre sus bondades, las ya señaladas: cercanía, atención, confianza. El candidato puede además pulsar el ambiente, conocer la agenda social, estar cerca de los problemas de los vecinos.

Pero, y más en una localidad como Don Benito, puede generar endogamia electoral (el candidato sólo se reúne con los suyos), es posible que exista rechazo (muchos no querrán que se les vea con el candidato) y, sobre todo, hay que tener muy en cuenta el cuerpo a cuerpo (suelen ser muy críticos y exigentes) con los vecinos y saber responder a sus demandas. Si un encuentro personal puede ser positivo, dejar una mala imagen en estos momentos puede ser demoledor para el candidato.

“Como votantes, nuestros sentimientos acerca de la personalidad y los valores de los políticos se desarrollan a partir de una mezcla de lo que sale en los  medios de comunicación, las preferencias partidistas preexistentes, el boca-a-oreja y el instinto” escriben Judith Trent y Robert Friedenberg, en el libro Political Campaign Communication.

Otro aspecto es el del lugar: el candidato debe saber gestionar la localización de estos encuentros que deberán abarcar toda la localidad.

Quintana arriesga su credibilidad en estos encuentros aunque, al ser oposición, tiene mucho que ganar y poco que perder. Lo más importante de esta estrategia de comunicación es, como en muchas ocasiones, disponer de ella y ponerla en práctica.

Comunicando (con estrategia) un gobierno

octubre 11, 2013 § Deja un comentario

Fue Mac Luhan el que formuló esa célebre sentencia: El medio es el mensaje. Su teoría provocó un cambio en la teoría de la comunicación. Fue una mirada al futuro.

Pues bien, aquel futuro ideado por el genio canadiense es hoy. Lo estamos ya viviendo.

El medio es el mensaje. La teoría se cumple en nuestra vida cotidiana de redes sociales y comunicación online.

También en la comunicación política que se adapta de forma rápida a los nuevos lenguajes y contenidos permanentes que ofrece internet.

Si aterrizamos en algo concreto se puede poner como ejemploun gobierno regional, el de Extremadura. El gobierno de José Antonio Monago está siendo uno de los más innovadores en este sentido.

¿Qué están cambiando?

  • Monago y su departamento de comunicación (liderado por Iván Redondo) han cambiado la perspectiva de trabajo. Han situado la comunicación al máximo nivel de la gestión pública. Es decir, la comunicación no está al final, sino el mismo inicio de cualquier proyecto o toma de decisiones. Resultado: el gobierno comunica de forma más eficaz llegando a más públicos objetivos y prescriptores. Imagen

¿Cómo lo están haciendo?

  • Mediante el uso correcto de la máxima de Mac Luhan. Como el medio es el mensaje están convirtiendo en mensaje todos los medios que tienen a su disposición en esta nueva era de la comunicación online. Lo hacen además de forma innovadora, buscando siempre una nueva aportación al mensaje que transmiten.
  • Cada aparición pública del presidente extremeño tiene un nuevo sello, pero sin variar los puntos básicos de su estrategia de comunicación. El presidente comunica por sí mismo. Utilizan las palabras pero a veces no las necesitan para comunicar aquello que precisan.
  • Su medio es su mensaje. Por eso juegan con el contexto, con los marcos y con los escenarios. El lugar desde el que se ofrece una comparecencia se convierte también en un mensaje que comunica. Cada palabra que pronuncia alude a un marco muy definido en el imaginario político. Todo en él comunica, todo es simbólico y todo ofrece respuestas. 2013 octubre
    (Foto: Consejo de Gobierno octubre 2013).
  • José Antonio Monago es hoy un contenido valioso y atractivo. Ofrece siempre algo nuevo, dice siempre algo distinto, se rodea en cada ocasión de elementos que comunican. Esa es la innovación.

¿Qué se puede aprender?

  • Que las teorías se pueden llevar a la práctica.
  • Que la innovación debe partir siempre de ideas clásicas.
  • Que para que la comunicación funcione debe estar en el máximo nivel de gestión de una empresa o institución.
  • Que la política debe adaptarse a los nuevos lenguajes para hacerse comprensible, atractiva… y necesaria.

La Zarzuela no tiene Sala de Prensa

septiembre 26, 2013 § Deja un comentario

Nos acabamos de enterar. Gracias a la comparecencia pública en la que se informó de la operación del Rey. El palacio de La Zarzuela no tiene Sala de Prensa.

De forma inédita, imprevista y en una decisión histórica, la Casa Real convocó una rueda de prensa para informar de algo que tenía que ser muy importante.

Hay quien ha hablado de que esta comparecencia pública ha significado un cambio en la manera de comunicar de la casa Real y una muestra de transparencia de la institución, muy afectada por los casos y rumores por todos conocidos. El jefe de la Casa y los tres doctores que le acompañaron, entre ellas el fulgurante Cabanela -que se ha convertido en una personalidad de relevancia para el gran público y ha demostrado muy buenas dotes como divulgador- dieron explicaciones y se mostraron amables y cercanos.

ImagenSin embargo, la rueda de prensa de La Zarzuela fue una decepción mediática. Se esperaba “algo más” que un diagnóstico médico y unas cuantas explicaciones institucionales.

¿Por qué se convocó justo ahora “con la que está cayendo?

  • Sólo la convocatoria de la rueda de prensa provocó durante horas una crisis. Se dispararon los rumores, se especuló con qué anuncio era ese tan importante como para que la Casa tuviera que salir ante los medios. Esto provocó que los medios ampliaran el foco sobre la información. Se ofreció en directo por TVE.
  • Desde mi punto de vista, creo que, como en otras ocasiones ha hecho la Corona, se podría haber informado con una Nota de Prensa. No era necesario más. Eso sí, salvo que la intención fuera poner en el estrellato mediático al doctor Cabanela.

¿Por qué no se cuidó el espacio?

  • Tapices flamencos, una mesa con un tapete granate, un salón cuadrado, con techos altos, sin iluminación adecuada para los requerimientos de la televisión. Además, los periodistas -110- sentados en sillas sin la posibilidad de disponer de una mesa o apoyo para tomar notas o situar los portátiles.
  • En concreto, la mesa con el tapete sobre la que situaron los cuatro protagonistas dolía sólo con verla. Establecía una barrera psicológica, una separación entre la sociedad y la Casa Real. Además no se dispuso un letrero con el nombre de los que hablaban, perfectos desconocidos -Cabanela ya no- por la opinión pública.
  • Habría sido mucho mejor -como luego se hizo tras la operación del Rey- hablar de pie, con un atril como apoyo, dando dinamismo a la escena.
  • Un espacio “de otra época” con el que se ha querido modernizar la institución. Se producía una disonancia entre el mensaje que se quería proyectar y el lugar desde el que estaba siendo proyectado.

REY JUAN CARLOS SERÁ OPERADO DE LA CADERA POR UN CIRUJANO DE LA CLÍNICA MAYO-0TSA5820.jpg-

¿Por qué no se cuidó la imagen proyectada por los protagonistas?

Las caras eran amarillas, blancas, verdes. Parecía que había pasado algo gordo, y cuando dijeron que le iban a operar, esas caras no se correspondían con la noticia. Eran más preocupantes las expresiones que la noticia” escribe Beatriz Cortázar.

  • El lenguaje no verbal de los doctores indicaba demasiada presión contenida. El momento en el que habló el doctor Villamor y se llevó una mano al cuello fue especialmente llamativo. Demostró incomodidad, nervios, tensión. ¿Por qué?
  • No se usaron elementos gráficos para explicar la operación o el estado de la cadera del monarca.
  • Por cierto, ¿era necesaria la presencia de tres doctores en un momento en el que en la calle se protesta por las reformas en la Sanidad pública?

¿Por qué no se enmracó el mensaje teniendo en cuenta en la agenda pública?

  • Al convocar la rueda de prensa se pusieron en efervescencia tanto la Agenda mediática (abdicación, caso Urdangarín) como la Agenda pública (la relación de los Príncipes de Asturias, la situación de la Sanidad Pública).
  • La Agenda institucional de la Casa Real (intervención quirúrgica del Rey) era un tema menor frente a los asuntos que hoy día ocupan la mayor parte de las informaciones sobre la Corona o los que preocupan a la sociedad.

¿Por qué se dejaron cuestiones abiertas?

  • La rueda de prensa fue demasiada larga, muy extensa, nadie tenía prisa. Pero se dejaron asuntos abiertos. ¿Por qué no se afirmó el día y la hora de la operación ya, en ese momento? ¿Por qué el jefe de la Casa del Rey no habló del coste de traer al doctor Cabanela? ¿Por qué se dieron respuestas vagas sobre el papel de la Corona?

ImagenDespués de la operación:

Tras la operación del Rey se ha vuelto a una sobreexposición mediática del asunto. A las habituales fotos en la entrada del hospital se han añadido comparecencia en la puerta de la clínica: mucho mejor por ser de pie, ágiles y directas.

En cambio, no puedo decir lo mismo de la comparecencia del doctor Cabanela cuando explicó la intervención quirúrgica delante de un photocall de la clínica Quirón. ¿Cuantó supone esta publicidad gratuita para el centro médico?

La gran tentación: improvisar

septiembre 16, 2013 § Deja un comentario

Es muy probable que todos lo hayamos hecho alguna vez. Por falta de tiempo, por presión de los medios que nos insisten con llamadas y peticiones de información.

Quizás porque hemos dado por supuesto que lo estamos haciendo muy bien y ya no necesitamos preparar nuestras intervenciones. O por nuestra cercanía o “colegueo” con los periodistas que cada día acuden a  nuestra sala de prensa corporativa.

Es cierto: hemos celebrado ruedas de prensa improvisadas. Hemos respondido a los medios de forma improvisada. Hemos aceptado una entrevista de manera improvisada. Es la gran tentación de estos días de comunicación permanente que vivimos (y padecemos).

Improvisar supone correr el mayor de los riesgos. Es como adentrarse en un bosque encantado sin disponer de nuestra espada mágica con un dragón merodeando para pegarnos un buen mordisco. El dragón es la audiencia –nuestras audiencias- y el bosque encantado son las consecuencias que se dan tras una mala respuesta, una respuesta equivocada o una respuesta (ingenua) que provoca daños en nuestra organización.

Imagen

(Foto: www.bosqueencantado.net)

Es extraño pero a veces preparamos con más detalle nuestras conversaciones con conocidos que nuestras intervenciones ante millones de personas. Nos parece que preparando las respuestas a las preguntas de los informadores prostituimos nuestra naturalidad y somos cómplices de la manipulación” señala el consultor en comunicación política, Luis Arroyo.

Cuando improvisamos lo que hacemos es destruir los aspectos vertebrales de la comunicación corporativa.

  • Nuestro plan de comunicación. Si damos un contenido improvisado a los medios dejamos en evidencia nuestro plan de comunicación, el elemento que nos guía y nos sostiene. Al improvisar lanzamos mensajes sin control, sin evaluar sus repercusiones en la reputación de nuestra institución y nuestros portavoces. Al improvisar no atendemos a los temas clave sobre los que sustentamos nuestra comunicación.
  • Nuestra agenda: cuando improvisamos alteramos el orden de nuestra agenda informativa. Esto tendrá consecuencias en el resto de contenidos programados así como en los actos o acontecimientos previstos que se verán “contaminados” por la improvisación anterior.
  • Nuestra comunicación interna: la comunicación corporativa debe siempre fluir de “dentro hacia fuera” de la organización. Si improvisamos cambiamos el sentido haciendo que nuestros públicos internos y nuestros equipos implicados en la comunicación puedan aducir aquello de “me he enterado por la prensa”.

Cuando improvisamos provocamos nosotros mismos una crisis de comunicación a la que tendremos que atender de inmediato.

Una crisis que pone en riesgo a nuestra institución en su conjunto y provoca alteraciones en la estrategia de comunicación de nuestra empresa, institución u organización.

La importancia de hacer balance

abril 15, 2013 § Deja un comentario

Llámalo balance. Llámalo conclusiones o informe final. Llámalo resultados o, si quieres, evaluación de resultados. Lo llames como lo llames es fundamental hacerlo

En comunicación nos atraen mucho las “primeras piedras”. Somos capaces de organizar actos de presentación espectaculares, inauguraciones de todo tipo y e incluso “premieres” de iniciativas de distinta condición y presupuesto.

Presentamos, damos a conocer, difundimos ese acto inaugural… pero lo que realmente le interesa a los medios son los resultados de aquello que hacemos.

Por eso tenemos que marcar con letras rojas la necesidad de evaluar y presentar los resultados, nuestros resultados, con la misma preparación e intensidad como lo hacemos con las “primeras piedras”.

¿Qué podemos evaluar?

  • Absolutamente todo lo que hagamos con nuestra institución o empresa. Se trata de una evaluación técnica que debe buscar su difusión a través de nuestros canales de comunicación. Debemos hacerlo incluso si los resultados no han sido todo lo bueno que esperábamos.

conclusiones-cnn

¿Cómo debemos hacerlo?

  • Cuantificando los resultados. No hay cosa que nos guste más a los periodistas que datos contrastados y de una fuente fiable. Pues bien, esa fuente debe ser nuestra institución o empresa.
  • Haciendo accesible y entendible esa cuantificación. Debemos interpretar los datos, relacionarlos con años anteriores, insertarlos en un contexto para que puedan ser entendidos a la primera.
  • Presentando de forma adecuada. Con una buena nota de prensa de apoyo, con estadísticas y cuadros, con imágenes, por ejemplo, del “antes y el después” de una obra de construcción o proyecto.
  • Presentando en el tiempo adecuado. Un balance de una actividad debemos presentarlo al día siguiente de su fin. O mejor, justo antes de que termine. De nada vale hacer un informe final dos meses después de haber terminado un proyecto y presentarlo entonces a los medios. No nos darán ni una sola línea.
  • Presentando en el lugar adecuado. En nuestra sala de prensa o en el lugar donde se ha desarrollado el acto o se ha concluido el proyecto. Debemos elegirlo de la forma más cuidadosa.

¿Qué resultados podemos obtener?

  • Atención mediática. Lograremos captar la atención de los medios.
  • Autoexigencia. Al saber que vamos a evaluar nuestras acciones y presentarlas a los medios situaremos un escalón por encima nuestro nivel de exigencia.
  • Hacer mejor las cosas. Cuando presentemos a los medios nuestro balance lograremos entender también qué podemos mejorar.
  • Mejorar nuestra imagen pública. Al presentar nuestros resultados ofrecemos una imagen seria, segura, fiable y confiable. Justo aquello por lo que trabajamos en el día a día de cualquier departamento de comunicación.

En ocasiones nos esforzamos mucho por nuestras “primeras piedras” pero, sin duda, las más apasionantes son las que vienen después. No es una idea mía sino de un amigo.

En comunicación sucede algo similar.